***Las formas del silencio Capitulo 4

Zeethz mantenía la mirada en aquel hombre de los ojos rojos, con su acostumbrado caminar silencioso se acerco a el y alzo la voz,  el sonido que provenía de su garganta perforo mis oídos,  no era un sonido común, ni siquiera puedo decir que era un sonido, era como si sus palabras se escucharan en mi mente y por la expresión de nuestro perseguidor pude darme cuenta que en la de el también.

– Veo que te gusta jugar con los sueños de las personas, eres un hechicero bastante fuerte pero hace años que no me permito soñar, así que tus habilidades no son muy útiles contra mi. Dudo mucho que Lord Raliac te haya enviado solo para inundar de pesadillas mi cabeza, dime por que te ordenaron matar al chico y perdonare tu vida.

La voz del hechicero salpicaba oscuridad en los silencios y contenía un sigilo inteligente en su palabras, no obstante seguía vibrando su alma, no parecía temerle a Zeetzh, parecía temerle a sus propias palabras.

–  Veo que no eres muy prudente al hablar, pronunciando el nombre del Guardián de la oscuridad sin miramientos no es lo mas inteligente que has hecho, y no se que te hace pensar que mi objetivo era el, nunca pensé que tu mente fuera tan fuerte como para advertir mi presencia en las afueras de tu mente, se que tu reputación te procede pero trataba de matarte a ti y al traidor que llevas con tigo.

– Lo que escuchas no son palabras y no contienen sonido alguno, es el lenguaje ancestral del silencio, y es tu mente la que procesa esa información como sonido y como palabras en tu lenguaje, así que Raliac no escuchara su nombre y no tendrá poder alguno en mi, y se que ibas por el por que mientras anulaba tus pesadillas, pude darme cuenta que dirigiste la mayor parte de tu poder en Kross  así que no trates de engañarme, Raliac quiere al guardián del sonido y no estaba en sus planes que viniera con migo, probablemente pensó que había matado mi espíritu aquella vez y que no intentaría escapar nunca, por eso lo puso a el a cargo de mi celda.

Su manera de hablar siempre me pareció rara, arrastraba las palabras y no movía mucho la boca, de hecho ni siquiera dirigía su mirada a mi cuando hablaba, ahora sabia por que, jamás había emitido ningún sonido ni cuando hablábamos.

-Vaya no eran falsas las historias de tus habilidades,  pero sigues en desventaja contra el, tengo permiso para pronunciar su nombre, en segundos estarás rodeado por hordas de engendros, así que volverás a las mazmorras del castillo a pudrirte por la eternidad.

-¿ De verdad piensas que te dejaría actuar tan libremente? Una vez que diste con mi ubicación quedaste atrapado en el silencio, ¿vez esas runas en el piso? A no se que me derrotes tus palabras no saldrán del perímetro que trace. O bueno también tienes la opción de huir y pedir auxilio, lo cual te dejare hacer si me das la información que necesito.

– Le temo mas a el que a tus amenazas, así que prefiero arriesgarme derrotándote –  Con un rápido movimiento trazo unos símbolos en el espacio y llamaradas de fuego verde salieron disparadas de sus dedos. Estas chocaron contra una pared invisible alrededor de Zeetzh, dentro de la confusión apareció detrás de el y con una espada hecha con el mismo fuego lo ataco, pero Zeetzh ya había soltado una pata hacia atrás y lo derribo con un destello que salio de sus pies, un segundo después ya había enterrado su brazo en su pecho directo donde  se encontraba su corazón.

– Pude leer en tus silencios cada movimiento que planeaste,  Debiste haber elegido mejor tu respuesta.
Tienes 10 segundos para cambiar de parecer antes de que exprima tu corazón como a una naranja. Se que Raliac te envío para detener mis pasos mientras planea una estrategia, así que si hablas podrás continuar tu camino y yo el mío.-

El hombre se puso tan pálido  que pensé que ya había muerto ahí de pie, pero empezó a mover los labios como queriendo responder,  su mirada centro su ojos en mi y luego alcanzo a decir el: “guardián del so….“ se interrumpieron sus palabras y empezó a convulsionarse, tras la convulsión su cuerpo quedo como títere sin titiritero.

-Tenia un seguro en su mente, Raliac no deja cabos sueltos en sus planes. Caminaremos de noche, probablemente haya mas perseguidores,  y no creo que sean tan débiles como este. – lo mire a los hijos y me di cuenta que en su mirada no habia su brillo habitual color purpura y su pelo se veia tan blanco como la nieve, habia perdido todo el marron que acompañaba a su pelo aleonado

Todo sucedió sin que yo pudiera mover ni un solo músculo del cuerpo por la tensión del momento. Me levante pero la fuerza que me había dado Zeetzh dejo de circular por mi sangre y me sentí de nuevo débil pero un poco mejor que cuando desperté. Seguimos nuestro camino sin atreverme a preguntar nada.

3 comentarios to “***Las formas del silencio Capitulo 4”

  1. Janine Goyer Says:

    Pretty🙂

  2. Buenas! he empezado a buscar información de Myr tariniel y de Lanre, y me he encontrado tu página, he visto los dibujos y me pregunto, los haces tu?

    Me agrego tu página a favoritos para otro día, que tenga un poco de tiempo leerme las historias que hay por aqui, Gracias!!🙂

    • Emmanuel Says:

      Si, son mis dibujos, y la historia de lanre y lyra es una de mis favoritas😉. este escrito es un proyecto para un libro que me gustaria hacer, Patrick rothfuss en uno de los escritores que me inspiran a escribir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: