Archivo para prosa

***El loco y su inmenso maR***

Posted in Reflecciones y poemas with tags , , , , , , , on octubre 18, 2008 by Emmanuel

Este inmenso y radiante mar es distinto a los otros pues este es el camino a otros mundos, me creerás loco pero eh estado ahí.

Un día mientras admiraba la belleza de este cálido mar una ola se acerco ami y me susurro al oído:
-Sígueme y te mostrare galaxias que aun no han nacido-
A lo que le conteste:
– Por que me dices esto a mi soy un simple humano-

La ola se rió un poco con gesto de ironía y dijo.
– Pues por eso mismo, un humano complejo no podría seguirme, simplemente no me habría escuchado pues estaría demasiado ocupado pensando en la complejidad de su existencia, tu por el contrario escuchabas la música de mis hermanas olas, el cantar de las gaviotas y la orquesta del paisaje-

Me llene de emoción por conocer aquellas galaxias de las que me hablo y le dije
-Esta bien iré a donde me lleves pero antes tengo que despedirme de mi familia.
La ola me dijo
-Pronto la veras ellos no sabrán que has partido pues regresaras este mismo día-
Consternado le dije:
-¿Este mismo día? me llevaras a galaxias inexploradas para regresar me en un día-
La ola se limito a decirme
-El tiempo no existe de donde yo vengo-
No comprendí pero aun así le seguí.

La marea me arrastro con una suavidad increíble, fui sumergido por las corrientes marinas que acompañaron mi travesía  y pronto estuve en un universo infinito, no se como llegue ahí simplemente las burbujas del mar empezaron a cambiar por estrellas y los peces se convirtieron en planetas las ballenas en soles y los delfines en cometas.

Viaje montado sobre aquella ola que conocí a orillas del mar, viajamos sobre tantos planetas y acampamos en tantas lunas que creí que nunca regresaría a mi antigua vida. Aprendí tantas cosas de civilizaciones que habían encontrado la perfección  comí tantos manjares extraordinarios que mi paladar jamas olvidara y observe tantos colores diferentes que  mis ojos lloran con el brillo de un arco-iris.

Pero de un día para otro desperté tumbado en aquella playa donde había empezado mi viaje, desesperado corrí al mar y le pregunte a la ola el porque de mi regreso, pero solo pude escuchar el ruido de las olas chocando.

Tal vez si este loco, pero aunque así sea nadie me quita lo que he vivido en mi delirio.

E.M.M.

***La melancolia del duraznO***

Posted in Reflecciones y poemas with tags , , , , , , , , , on octubre 16, 2008 by Emmanuel

http://www.goear.com/listen.php?v=93f524e

aprieten este link mietras leen

Era un durazno apunto de caer estaba maduro y deseoso de se degustado, cada mañana le presumia a sus mas jovenes hermanos como seria usado para una cena importante, un cena real tal vez, decia el.

Pero los dias pasaban y el durazno temia caer al abismo y morir sin mas que una triste vida en un arbol, este durazno deseaba aportar un momento de felicidad al mundo, pero los dias seguian su curso y nadie se acercaba.

Un dia cuando el tayo estaba por romperse lloro, derramo su jugo y pregunto a su madre  arbol, que sera de mi si no puedo dar alegria a este mundo, la madre arbol se conmovio de que su pequeño albergara tan nobles sentimiento mientras le decia

-Hijo mio la muerte no es sino el principio de una nueva vida, cosas grandes te esperan al morir.

– Madre mia tu solo quieres consolarme pues son mis ultimos dias a tu lado, pronto mi triste existencia caera por aquel acantilado y no podre volver atras.

El pequeño durazno paso sus ultimos dias con una triste melancolia.

Y la gravedad hizo lo suyo el pobre durazno cayo de aquel arbol que tanto amo, y  rodo hasta caer a el acantilado que tanto temio, pero no cayo mucho, simplemente un cuantos metros mas abajo en la montaña, y ahi quedo triste y solitario con una vista al vacio, su cuerpo fue consumido regresandolo a la  tierra. murio con un ultimo pensamiento “Dios deja que mis hermanos lleven alegria a este mundo ”

Dios se compadecio de aquel durazno pues meses despues aquel  durazno se fundio con la tierra volviendo a nacer, y fue asi que entendio las palabras de su madre, fue el principio de una vida, y los años pasaron y aquel pequeño retoño de durazno crecio, crecio tanto que elevo su vista hasta donde estaba su madre, y se alegro al verla y ella a el.

-Hijo mio has crecido y en tus ramas has engendrado vida, y no te preocupes mas por la muerte pues solo es el paso siguiente.

Y un buen dia un criado de la realeza fue a recoger algunos duraznos para el festin del rey, al ver al durazno que estaba al borde de la montaña pudo notar que el fruto que llevaba estaba maduro y listo para degustar.

Y fue asi como la melancolia del aquel durazno se convirtio en dicha pues no fue el quien fue degustado por la realeza sino el fruto que habia engendro.

E.M.M.